medidas cautelares sustitutivas en el proceso penal venezolano - mazo y esposas

Medidas Cautelares Sustitutivas en el proceso penal Venezolano

El autor de este artículo está al final. Esta persona ha colaborado con nosotros enviando su artículo al correo administracion@handbook.es y por ello le estamos muy agradecidos.

Las Medidas Cautelares sustitutivas en el proceso penal venezolano están enumeradas dentro del COPP en el artículo 242, las cuales contemplan un estricto mecanismo para asegurar el fin del Proceso; es decir,  siempre que los supuestos que motivan la privación judicial preventiva de libertad puedan ser razonablemente satisfechos con la aplicación de otra medida menos gravosa para el imputado (de allí el nombre de medidas sustitutivas).

Medidas cautelares sustitutivas en el proceso penal venezolano

Presupuestos

Estas medidas nacen en base a los presupuestos del Fumus Boni Iuris, Periculum in mora y Periculum Libertatis, se trata de la apariencia del buen derecho, del peligro de fuga o de obstaculización del proceso y del peligro que signifique la libertad del imputado; en tal sentido por parte de quien se encuentre incurso en algún presunto hecho punible  y sea llevado ante la justicia en un tribunal imparcial e independiente.

 

Lee también: Legítima defensa – Causa de justificación

¿Quién las solicita?

Las medidas cautelares sustitutivas pueden ser impuestas de oficio por el tribunal de la causa o a solicitud del Ministerio Público o del imputado, siempre que los supuestos que motivan la privación judicial preventiva de libertad puedan ser razonablemente satisfechos con la aplicación de otra medida ; dichos supuestos están contemplados en el artículo 236 del COPP, que dispone lo siguiente:

 

…El Juez o Jueza de Control, a solicitud del Ministerio Público, podrá decretar la privación preventiva de libertad del imputado o imputada siempre que se acredite la existencia de:

1. Un hecho punible que merezca pena privativa de libertad y cuya acción penal no se encuentre evidentemente prescrita.

2. Fundados elementos de convicción para estimar que el imputado o imputada ha sido autor o autora, o partícipe en la comisión de un hecho punible.

3. Una presunción razonable, por la apreciación de las circunstancias del caso particular, de peligro de fuga o de obstaculización en la búsqueda de la verdad respecto de un acto concreto de investigación…

La libertad es la regla y la privación la excepción

Dicho principio ha sido reiterado no sólo por los Tribunales penales ordinarios, sino por nuestro Máximo Tribunal en Sala Constitucional quien ha afirmado que la libertad es un derecho constitucional, máxime si está establecido en convenios ratificados y suscritos por la República y cuya restricción debe de estar jurídicamente justificada exhaustivamente, siendo para ello de total contrariedad al orden jurídico, omitir los mecanismos jurídicos para garantizar dicha libertad en el proceso judicial.

 

De allí que deba el juez de control, estar atento a que la persona que es acusada  por el Ministerio Público como presunto autor de un hecho punible, se le garantice el debido proceso y aplicar en lo posible  las Medidas Cautelares sustitutivas en el proceso penal venezolano.

¿Qué ocurre si hay una medida anterior?

Ahora bien, cuando constate el tribunal que el imputado o la imputada se encuentre sujeto a una medida cautelar sustitutiva previa, el tribunal deberá evaluar y ponderar tales situaciones y las del nuevo delito cometido, así como también la conducta predelictual del sujeto y la magnitud del daño causado y así imponer o sustituir por otra Medida Cautelar,  tomando como principio la proporcionalidad de la decisión. Es necesario, indicar que toda persona goza del principio de inocencia contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su articulo 49.2. y eso también deberá ser respetado durante todo el juicio.

 

Lee también: ¿Entiendes el Derecho Penal General?

Conclusión

Todos los días observamos en audiencias de presentación como fiscales del Ministerio Publico, caprichosamente solicitan infinidades de medidas, sin ponderar las situaciones, sólo con una mera petición automática solicitan al tribunal cualesquiera medidas que crean convenientes al caso en concreto sin analizar detalladamente el mismo, esperando que el Tribunal las acepte y aplique; originando por vías de consecuencia, un ataque directo a los principios y garantías constitucionales, que a toda luces vulneran el proceso jurisdiccional penal.

 

Si quieres leer Jurisprudencia y doctrina sobre las medidas cautelares sustitutivas en el proceso penal venezolano sobre este puedes descargarlas aquí

 

Autor:

Abogado Wilson Peñaloza

Abogados UBV en Facebook

Comenta sobre este artículo