criminalidad femenina - mujeres asesinas

7 Cosas que no sabías sobre la criminalidad femenina

Estudiante de Derecho de la Universidad Católica Andrés Bello y CEO en Handbook.

La criminalidad femenina o el comportamiento delictivo de la mujer históricamente ha sido analizado desde una perspectiva bio-antropológica o psicológica en la que el sexo y sus procesos biológicos propios han sido las bases de las explicaciones de la delincuencia femenina.

 

Desde Hipocrátes se han observado una serie de trastornos psíquicos de la conducta y neurovegetativos relacionados con la menstruación. Hoy en Handbook te traemos las 7 curiosidades que no sabías sobre la criminalidad femenina.

Cosas que no sabías sobre la criminalidad femenina

1. Condición social de la mujer

Las actividades delictivas femeninas están directamente relacionadas a la condición social en la cual ellas viven, por lo general, suelen ser mujeres desempleadas con un hijo a cargo y solteras, o que se han desarrollado en un ambiente social violento y/o delictivo. La severidad del medio social en este caso, hace nacer la necesidad de escapar de él, esto determina en muchos casos que la única forma para hacerlo sea la comisión de un delito.

 

Lee también: ¿Tienes lo necesario para aprobar esta trivia de Derecho Penal? Averígualo

 

Los hogares fracturados por la ausencia de la figura materna – paterna imposibilitando satisfacer necesidades internas (afecto y protección) y necesidades externas (vivienda y educación). La relación familiar tiende a conflictos e inestabilidad emocional, como sufrir abusos físicos y verbales (trastorno antisocial de personalidad). Todo esto puede ser catalizador positivo en la generación de una mujer criminal.

2. La crueldad excesiva de sus actos

La mayoría de los homicidios cometidos por la criminalidad femenina suelen ser tortuosos y crueles; las mujeres suelen tener bajo control los impulsos y visceralidad como reacción contra la resistencia a los obstáculos de la vida, pero la mujer delincuente posee dificultad en el manejo de la ansiedad e impulsividad, producto de diversos factores, desarrollando así una estructura psíquica que resulta en una persona que no respeta las leyes y es más metódica y despiadada en sus actos.

 

Lee también: ¿Conoces las diferencias entre extorsión y secuestro?

3. Victimización previa

En muchos casos la mujer criminal presenta victimización previa determinada por haber sido víctima de un delito, haber sido objeto de malos tratos, abusos físicos, psíquicos, sexuales, de explotación sexual, tráfico ilegal de personas y del ejercicio de la prostitución. Esto es porque ser mujer la hace más vulnerable que el hombre a ser víctima.

 

También la criminalidad femenina es producto del síndrome post-traumático, es decir, efecto de traumas en guerra o eventos de alto estrés.

4. Desbalances químicos

Las mujeres constantemente expuestas a toxinas y a la contaminación ambiental suelen ser más propensas a cometer delitos. Sufrir de alteraciones por cobre, plomo y zinc, contenidos en pintura y gasolina, es decir, las mujeres que trabajan en las gasolineras o en empresas industriales que manejen estos químicos pueden sufrir alteraciones que conlleven a la comisión de delitos.

 

De igual forma alteraciones en la salud como:

  1. Niveles altos de testosterona combinados con niveles bajos de serotonina.
  2. Alteraciones en el lóbulo frontal (desorden de atención).
  3. Niveles bajos de colesterol.

Son otras variables que suelen influir en la criminalidad femenina. Otros factores que influyen son la predisposición genética, la depresión y la ansiedad.

5. Inmigrantes o formar parte de etnias

Cuando la mujer es inmigrante clandestina o inmigrante ilegal, la falta de recursos y de opciones de trabajo conllevan a la comisión de delitos para poder sobrevivir. Otro factor influyente es que tenga a su cargo un hijo y eso podría agravar su situación como establecimos anteriormente.

6.Valores morales

Lo que distingue la delincuencia femenina de la masculina son los factores de inhibición que contrarresta los factores impulsores.

 

Lee también: ¿Entiendes el Derecho Penal General?

 

Los factores de inhibición son más fuertes en la mujer destacando sus valores morales. Empero, las mujeres delincuentes suelen desarrollar problemas para lidiar con los factores impulsores, como establecimos anteriormente.

7. Estadísticas

  • Cometen la mayoría de los homicidios lactantes y de niños y en cuanto a los malos tratos físicos de niños son autoras un 25% de los casos.
  • Infligen el 50% de la violencia contra hermanos y ancianos y contra sus parejas.
  • El 66,6% de mujeres victiman a personas dependientes de ellas.

Conclusión

Se estudia la criminalidad femenina con la finalidad de establecer las relaciones y diferencias entre el hombre y la mujer delincuentes, que a pesar de ser personas que infringen las normas, las mujeres suelen tener mayor presencia de sus valores morales al momento de realizar el acto delictivo. Las mujeres por lo general no son autores sino copartícipes del delito, y en la mayoría de los casos están bajo el efecto de las drogas o el alcohol o algún trastorno psicológico o post-traumático.

 

Quizás te pueda interesar: Peores mujeres criminales de la historia

 

¿Te gustó este artículo? ¿Qué más quisieras saber sobre la criminalidad femenina? Coméntalo.

Comenta sobre este artículo